La Obra Educativa en la Villa del Tránsito.

La Obra Educativa en la Villa del Tránsito.

José Gabriel Brochero había comprendido el inmenso beneficio que reportaría a los hogares de la zona la formación de la mujer.  Para tal fin construyó un edificio contiguo a la casa de Ejercicios Espirituales y de características similares, con un departamento de clases externas, salones y dormitorios para alojar internas.
El 3 de febrero de 1880 abrió sus puertas el Colegio Tránsito de María, desempeñándose como docentes las Hermanas esclavas del Corazón de Jesús, quienes además atenderían las necesidades de las tandas de ejercitantes. Esta congregación la había conocido el Cura Brochero mientras estudiaba en Córdoba, porque atendían la Casa de Ejercicios existentes en dicha ciudad, guiadas por su fundadora del Instituto: la Beata Madre Catalina de María Rodríguez.